jueves, 15 de abril de 2010

DON ANTONIO CHACÓN Y LA MALAGUEÑA




""Decir Chacón en el cante por malagueñas es decirlo todo, pues él, prácticamente en este cante, fue su revalorizador, su jerarquizador, su mejor intérprete, su divulgador y su creador genial...""

Así se expresa su biógrafo D. José Blas Vega cuando habla de las malagueñas de Don Antonio.

Don Antonio Chacón no era muy amigo de las grabaciones:

""... ¡Al carajo con las grabaciones! ..."" decía.

Como la mayoría de los artistas, pensaba, que el parecido entre lo que se oye en un disco y el natural es pura coincidencia. No obstante, cuando la necesidad le agobiaba, transigía por todo y así dejó registrados gran parte de sus cantes y que han llegado a nosotros, gracias a sucesivas reediciones y remasterizaciones, en formato digital. Se conservan, que yo sepa, nueve malagueñas en los sucesivos LPs y CDs que se han publicado. No todas fueron creaciones personales suyas; pero a todas les dio su impronta y su sello de identidad y todas han pasado a la historia como malagueñas de Chacón aunque algunas de ellas están basadas en las creaciones de otros artistas anteriores a él.

***

1
A dar gritos me ponía
en la tumba de mi madre,
a dar gritos me ponía
y escuché un eco del viento:
no la llames, me decía,
que no responden los muertos.

Fue una de las primeras que compuso (1.884, según Blas Vega). En ella se aprecian leves ecos de El Mellizo pero se considera como uno de sus estilos personales. Según cuenta Fernando el de Triana en su libro de 1.935 "Arte y Artistas Flamencos" era la letra preferida del público:

""esta era su letra favorita, y como en ella ponía la máxima cantidad de su divino arte, el público le colmaba de ovaciones cada vez más entusiastas...""


Del mismo estilo que la anterior dejó grabada también la siguiente letra:

2
Dando en el reloj la una
de aquella campana triste,
dando en el reloj la una,
hasta las dos estoy esperando
el querer que me fingiste
y me dan las tres llorando

***

3

Y allí fueron mis quebrantos,
en un hospital la vi
y allí fueron mis quebrantos.
Quien me había de decir,
mujer que yo la quise tanto,
iba a tener tan mal fin


Esta fue otra de las primeras que cantó. Según Blas Vega ya la cantaba en el Café del Burrero (Sevilla)


Muy similar a la anterior y con tercios un poco más largos también se conserva la letra siguiente:

4
Que te quise con locura
yo en mi vida negaré
que te quise con locura.
Mira qué cariño fue
que siento la calentura
que tuve por tu querer


***


video

5
A qué tanto me consientes
si tú no me has de querer,
a qué tanto me consientes,
mátame ya de una vez
porque yo te perdono la muerte
que ya no quiero padecer.

6
No me habías de conocer
si me trataras de nuevo,
no me habías de conocer;
porque tengo distinto genio
y otro modo de querer
más cariñoso y más bueno.

Creo que fue la única vez en que grabó dos malagueñas en una sola pista. La primera, que también la dejó registrada en solitario, pertenece al tercero de los estilos personales. La segunda tiene claras influencias de la malagueña de Trinidad Navarro "La Trini". Unos dicen que la Trini la copió de Chacón y otros que fue al revés. Digamos que fue la versión de la malagueña de la Trini que nos dejó registrada Don Antonio.

***


7
Qué tienes por mi persona
a qué niegas el delirio,
que tienes por mi persona,
le das martirio a tu cuerpo
y tú te estás matando sola
y yo pasando tormento.

Para mi gusto, y seguramente el de muchos aficionados, ésta es una de las mejores malagueñas del repertorio chaconiano.Esta es la versión que grabó en disco de pizarra en 1.913 y en la que por primera vez se templa con el típico ...¡Ya, ya, yyy...! tan utilizado hoy en día.

***

8
Del convento las campanas
si preguntan por quien doblan,
del convento las campanas.
Dile que doblando están
a mis muertas esperanzas
a mis muertas esperanzas

Esta malagueña personal es, sin duda, la más popular y la que más veces ha sido grabada por artistas posteriores. Mayte Martín tiene una versión muy buena.

***


Y finalmente, en este simulacro de Café Cantante y acompañado por Ramón Montoya, escuchamos la malagueña que se inspiró en la de El Canario tanto en su melodía como en el formato de sus versos. En el primer tercio sólo se dice la última palabra del segundo, como se hace en la interpretación de algunos fandangos.

video

9
Corte.
¡Viva Madrid que es la Corte!
¡Viva Málaga la bella!
Y para puertos bonitos:
Barcelona y Cartagena
¡Viva Madrid que es la Corte!


Enlaces:

Don Antonio Chacón. Biografía

No hay comentarios: