domingo, 11 de octubre de 2009

JALEOS EXTREMEÑOS (II)

Los jaleos extremeños



De todos los estilos denominados, correcta o incorrectamente, jaleos sólo ha sobrevido el llamado jaleo extremeño. ¿Por qué?
  • De todos es conocida la costumbre gitana de cantar en bodas, fiestas familiares, ferias, etc.
  • Los cantes de los gitanos extremeños no sufrieron la influencia de otros estilos que los hicieran evolucionar.
  • Cada familia, clan, localidad, grupo o intérprete va aportando sus variantes estilísticas sin salirse del esquema primigenio.


Los núcleos geográficos principales en la configuración del jaleo extremeño lo constituyen Mérida, su feria de ganado y sobre todo la Plaza Alta de Badajoz.


""Musicalmente gozan de unas características peculiares que nos permiten identificarlos como tales. Su ritmo es más vivo que el de la soleá, pero más pausado y asincopado que el de la bulería. Podríamos decir que se encuentra entre ambas...""

Así comienza Eulalia Pablo Lozano ("Jaleos y tangos: Vengo de mi Extremadura") la descripción de las características musicales de los jaleos y destaca:
  • El toque de guitarra en el que se da la alternancia entre compases de seis y doce tiempos.
  • La entonación sostenida o parada junto a subidas, bajadas y alargamientos tonales.
  • La estructura métrica en tres o cuatro versos a los que suelen añadirse otros con expresiones como "Válgame Dios compañera" y otras.
  • El típico "¡ay,caramba!" que, a manera de metidillo, va al final del tercio central.


No es nuestra intención hacer un exhaustivo estudio de los tipos y variantes de jaleos. Nos limitaremos a citar algunos de ellos en dos muestras de grabaciones clásicas que se editaron en el disco "
Cultura Flamenca Extremeña" editado con motivo del XVIII Congreso Nacional de Actividades Flamencas celebrado en Badajoz (1.990) y que fue grabado en directo para conmemorar tal evento. La elección de las muestras la justifico, además de por gusto personal, porque en ellas se cantan casi todos los tipos de jaleos existentes.





XXX. NIÑO DE LA RIBERA. Jaleos extremeños.

XXX. Guitarra: José Antonio Conde

  • El primero ("Que vengan de dos en dos...") pertenece al tipo I, de cuatro tercios, (E. Pablo) que grabaron Porrina de Badajoz y Remedios Amaya.
  • El segundo ("Que tiene Extremadura entera...") es una variante del cante anterior, alargada y desarrollada en tonos más valientes. Añade dos tercios más con la expresión "Válgame Dios compañerita" y repitiendo el cuarto.
  • El tercero ("La lumbre de los pastores..."), tipo V (E. Pablo) es más reposado. En la última palabra del tercer tercio (tantino) tenemos dos características típicas del jaleo: el sufijo diminituvo extremeño -ino y el alargamiento de la penúltima sílaba tiiii.
  • En el cuarto ("Échame por la ventana...") desarrolla de nuevo el tipo I de Porrina con sólo tres tercios.
  • El quinto ("¡Ay el Tío Piculabe...") es otra creación de Porrina y que E. Pablo clasifica como Tipo II.
""El Niño de la Ribera hace una brillante aportación a este estilo caracterizada por un ¡ay! seco y valiente, en el primer tercio, tensión articulatoria en la sílaba "ti" (...) seguida de un intenso y melismático alargamiento (...) En el segundo, de nuevo un ¡ay!, abierto y preparatorio de un tercio largo, pausa en "car" que prepara una subida valiente sobre la que se mantiene otro alargamiento (...) y se alivia con la bajada en un rápido y pícaro ¡ay caramba! (...)"" (E. Pablo)
  • El sexto ("Que vengo de mi Extremadura...") de nuevo el tipo I de Porrina de tres tercios con un alargamiento en la silaba "ca" de la última palabra del segundo tercio.
  • El séptimo ("Que el aire le dijo al tamo...") es la versión que hace el Niño de la Ribera del tipo I que cantó Ramón El Portugués.

XXX. JUAN CANTERO. Jaleos extremeños.

XXX. Guitarra Miguel Vargas.

  • Al primer jaleo ("Vayan los bonitos al coche...") Eulalia Pablo lo clasifica como tipo III. Tiene un aire más vivo y tercios muy rítmicos con finales suaves y sostenidos. Se compone de cuatro frases musicales y un remate formado por un "Compañerita del alma..." con un ¡ay! largo y melismático más la repetición del cuarto tercio.
  • El segundo (Cállate pastora mía...") es una variante del mismo tipo III y continuado con otra estrofa ("¿Cómo quieres que me calle...?"")
  • El tercero ("La Cana tiene un pendiente...") es una variante del tipo I de Porrina de cuatro tercios con aceleración y cortes en los finales.
  • El cuarto ("Echa vino montañés...") pertenece al tipo IV dicho en tonos medios con los dos primeros tercios prácticamente lisos, un tercero compuesto de ayes en lugar del típico ¡ay caramba! y un cuarto con el mismo esquema melódico.
  • En el quinto ("Pasas de cerca y no miras...") de nuevo repite el tipo III que lo empalma con el tipo VI ("La palabra que me diste...") en una línea decreciente y rematando con la letra popular de un clásico juguetillo de cantiñas ("Me la tienes que dar...")
Además de los artistas citados, hay que destacar en el cante por jaleos a Camarón, El Indio Gitano, La Marelu, Antonio El Camborio, Alejandro Vega y La Kaita en el cante; Serranito, Paco de Lucía y Familia Vargas en el toque.

Enlaces:
Niño de la Ribera
Juan Cantero
Eulalia Pablo