lunes, 7 de febrero de 2011

LA ROCIERA

Hace algunos años, en el programa "Aires del Sur" de Sanlúcar Televisión, se presentó un reportaje realizado desde la Peña Flamenca "Pepe Montaraz" de Lebrija. En dicho reportaje se aborda la presentación de lo que pretende ser un cante nuevo:

la rociera.





El autor de la música y de la letra es el incansble estudioso del flamenco Ricardo Rodríguez Cosano con la inestimable aportación musical del guitarrista Juan Carrasco. La nueva criatura nace con los ropajes del flamenco más puro, jondo, clásico, ortodoxo y sin aditamentos artificiales ni concesiones facilonas a las nuevas modas. Podemos comprobarlo en el siguiente vídeo:











La presentación corrió a cargo de Pepe Montaraz, veterano cantaor forjado en mil y una pelea con el cante, en posesión de numerosos premios y algunos discos, Ani Zambrano, del grupo rociero "Aires de Lebrija" y perteneciente a esa nueva sabia que relevará a la generación actual que encabezan Juan Peña el Lebrijano y Curro Malena, y el guitarrista Juan Carrasco colaborador en el encaje musical de la obra. Todos ellos de Lebrija.




La rociera habría que colocarla en la rama de las seguiriyas dentro del árbol del cante flamenco.




Según dijo Ricardo Rodriguez Cosano en la presentación, los dos elementos que distinguen a este nuevo cante son:
  • Su música y su acompañamiento en tono de seguiriya por arriba como en la serrana.
  • Sus letras de temas rocieros.



Tiene dos partes y como podemos en ver en la primera letra que hace Ani Zambrano, cada una de ellas consta de tres versos que se convierten, tras las oportunas repeticiones, en cinco tercios melódicos:

De la sierra he traío una serrana (bis)
pa llevarla al Rocío (bis)

por la mañana
.

La vida entera (bis)

y estaré a su lado

hasta que muera (bis)



  • La primera parte nos recuerda a la liviana con una subida al final (por la mañana).
  • La segunda es más parecida a la serrana, en tono más alto desde el principio y con un último tercio más largo y melismático.



Teniendo estos cantes como inspiración podemos decir que estamos ante una creación original, muy flamenca y que tiene su aje, como diría un castizo. Como en el caso de los intentos comentados en entradas anteriores (canastera, galeras y caravanas) serán los profesionales los que tendrán la última palabra y espero que terminen de darle carta de identidad con futuras grabaciones.