jueves, 9 de julio de 2009

SEGUIRIYAS Y DERIVADOS (V)

Serranía de Ronda (Málaga)

V. Livianas

Liviano es sinónimo de ligero, superficial, intrascendente, fácil o de poco peso. ¿Quiere ésto decir que la liviana, referida al flamenco, es un cante de poca entidad?. Yo no lo creo. Desde luego no es un cante difícil y tiene mucha menor fuerza dramática y expresiva que la seguiriya.

Otra acepción del diccionario, y utilizado el término como sustantivo, designa a la bestia o animal que va delante de una recua. También le "pega" el nombre por ello ya que la liviana se suele emplear como elemento preparador de otro cante más difícil o que exija un mayor esfuerzo. Fue Manuel Silverio Franconetti el que impuso la costumbre de interpretarla delante de la serrana y rematar con la seguiriya de María Borrico.

Métricamente es una estrofa de cuatro versos de arte menor y sus letras hacen referencia al campo, a los caminos, a la serranía, a los pastores y a sus amores, ... Por ello, algunos autores le llaman camperos a estos estilos de cante. He aquí algunas letras populares de livianas:

¿De quien son esos machos
con tanto rumbo?.
Son de Pedro Lacambra

van pa' Bollullos
.

*****
Ventanas a la calle
son peligrosas
pa' las madres que tienen
sus hijas mozas
.

****


Siguiendo a Molina y Mairena en "Mundo y Formas del Cante Flamenco", las livianas aparecen, como la mayoría de los cantes, en el siglo XIX sin que haya referencias anteriores a las mismas. Es un cante de pura transición, ya que han dejado de ser seguiriyas y todavía no han llegado a ser serranas. En cuanto a intérpretes de livianas destacaron pocos. Juanelo de Jerez, el asesor de Demófilo en su libro, parece haber sido uno de ellos.

Antonio Mairena quiso dar a la liviana cierto aire de toná y la interpretó de una forma que se ha dado en llamar toná y liviana o toná-liviana.

Aunque, como ya hemos dicho, se interpreta poco por separado, Miguel Poveda grabó la siguiente versión en su disco "Zaguán". Canta la liviana ("A la orilla de un río..."), el llamado macho de la liviana ("Y si me vieras...") y la toná y liviana de Antonio Mairena ("Dicen que to' lo bueno..."). Le acompañan Juan Gómez "Chicuelo" a la guitarra e Isaac Vigueras al cajón y a la tinaja. Miguel Poveda ha sido uno de los cantaores modernos que ha engrandecido la liviana situándola en un lugar propio del flamenco y convirtiéndola en un cante con autonomía y belleza.




XXX

XXX



Pero lo normal es escuchar la liviana con otros cantes. En el video José Menese, acompañado a la guitarra por Antonio Carrión, interpreta los siguientes cantes con letras del pintor y poeta Francisco Moreno Galván: Una liviana ("Una vara derecha..."), dos seguiriyas ("¡Qué grande es la Tierra..." al estilo de Tomás El Nitri y "Oleaita mare..." del Loco Mateo), la toná y liviana de Antonio Mairena ("Cuando por no mirarte...") y remata la tanda con el estilo de seguiriya de Enrique El Mellizo ("Qué pena más grande...")


video
Emitido por el Canal Clásico de RTVE en los años noventa del siglo pasado.