lunes, 4 de enero de 2010

LA FARRUCA

""...el lamentable aborto de los gallegos..."

Así llama José Carlos de Luna a la farruca en su libro "De cante grande y cante chico" (Madrid, 1.926) y es que se cree que este estilo de cante está emparentado o relacionado de alguna manera con la región gallega. Pero como ya hemos dicho, asegurar nada como inequívocamente cierto en esto del flamenco es cuando menos arriesgado y mucho más aún es hacerlo de forma despectiva o peyorativa.




En Andalucía y en Cuba se llama farrucos a los gallegos y es sabido también que en gran parte de Hispanoamérica se llama gallegos a todos los españoles. La emigración gallega al continente americano del siglo XIX hace pensar que este cante pueda estar inspirado en la morriña de estos emigrantes al echar de menos a su tierra y a sus familiares.

Además están las letras de sus coplas que suelen hacer referencia a la región gallega. La más famosa nos la recuerda Hipolito Rossy en su "Teoría del cante jondo" (Barcelona 1.966)

Una farruca en Galicia
amargamente lloraba
porque se le había muerto el farruco
que la gaita le tocaba


Pero el motivo principal de su relación con Galicia puede establecerse por la utilización del "...con el tran, tran, tran, tran, tranteiro..." con que suele comenzar y terminar este cante.


XXX. Antonio Pérez Guerrero, "El Sevillano".

Guitarra: Perico de Sevilla


Algunos piensan que deriva de alguna tonadilla teatral que se aflamencaría con el tiempo. En 1.907, José Serrano incluye una farruca en su zarzuela "Alma de Dios" que se hizo muy popular.

Otros creen que su origen debió ser algún baile asturiano o gallego que llegó a Cádiz y adquirió el ritmo y compás de los tangos con influencias de la zambra granadina. Por esta razón se le relaciona más con los tangos y se incluye dentro de este estilo básico del árbol del cante flamenco.

Sea como fuere, el cante de la farruca que nos ha llegado es estático, lento, cadencioso y parecido a ciertas canciones del folclore, no sólo gallego o asturiano sino italiano, francés o alemán. Nos recuerda más a los tientos que a los tangos.

Se cree que fue Manuel Lobato, El Loli, el primero en cantar una farruca; pero quienes la popularizaron fueron Manuel Torre y la Niña de los Peines. Posteriormente fue grabada por Jacinto Almadén y Rafael Romero.


Como cante está casi en desuso y fuera del repertorio de la mayoría de los intérpretes actuales. José Menese, Curro Piñana y Miguel Poveda han hecho buenas grabaciones con letras diferentes. La que se hizo más popular fue la grabada por José Menese "Cayó al suelo una paloma" con letra de Francisco Moreno Galván en su LP "La palabra" de 1.976


XXX. JOSÉ MENESE. "Cayó al suelo una paloma".
CLIC AQUÍ para escuchar
XXX.Guitarra: Manolo Brenes y Enrique de Melchor.




Pero si la farruca mantiene vigencia es gracias al baile y al toque de guitarra. En la primera faceta Antonio Gades (en "Los Tarantos"), Joaquín Cortés ("Flamenco" de Saura) y Farruquito (en "Alma vieja") dejaron grabaciones antólogicas. En la guitarra, Ramón Montoya, Sabicas, Niño Ricardo, Serranito, Paco Cepero, Manolo Sanlúcar y Paco de Lucía dieron validez y altura a este estilo flamenco.


Enlaces
La farruca de la zarzuela Alma de Dios de José Serrano
Antonio El Sevillano
José Menese
Sara Baras baila una farruca
Paco Cepero toca una farruca


1 comentario:

Ramona dijo...

Venga de donde venga y derive de donde sea, la farruca es una preciosidad; no olvidamos que fué la razón y el impulso del baile de Antonio Gades...
José Blas Vega lo situa -entre los cantes aflamencados- como híbrido e incierto.