lunes, 14 de julio de 2014

EN LAS PLAYAS GADITANAS Felipe Lara





(...)

Adiós los duros antiguos
que por Cádiz iban dando
desde la Playa de Gades
a la Isla San Fernando.

Adiós los duros antiguos
que tanto dieron que hablar
por los siglos de los siglos
en el recuerdo ya quedarán.



AUDIO
"En las playas gaditanas"
Tanguillos carnavaleros.
Letra y cante.  FELIPE  LARA
Guitarras: Ramón Montoya y Julio Vallejo




Para los que no podemos disfrutar de las playas gaditanas in situ, 
Felipe Lara 
nos recomienda escuchar y bailar estos tanguillos carnavaleros.

¡¡¡Gracias, Felipe!!!

Enlaces

sábado, 12 de julio de 2014

LOLE Y MANUEL






¡¡Libre como el viento!!

Te quiero libre como el viento
como le fe del hombre 
y como el campo... abierto.

A ustedes señores míos
nuestros dignos mandatarios
quiero aclararles un punto
que es necesario aclararlo.

Ustedes fueron guerreros
azules,  rojos o blancos.
Ustedes se asesinaron 
como lobos sanguinarios.

A ustedes señores míos
se os llenaron las manos
de sangres de oscuros gritos
que fue inundando los campos.

A ustedes señores míos,
los mas altos, los más sabios,
los que sembraron de muerte
los valles tristes del llanto.
A ustedes señores míos
os toca reconciliaros.

Nosotros somos unidos
otra raza y otro canto.
Nosotros vamos unidos
nosotros no nos matamos.
Nosotros somos el luego
y ustedes son el pasado.

A ustedes señores míos
ilustrísimos falsarios
quería aclararles un punto
que, que quede bien aclarado.

Por más vueltas que le doy
no me queda más remedio
que seguir siendo quien soy.




AUDIO
"A ustedes señores míos"
Poema por bulerías
Cante:  MANUEL  MOLINA
Letra: J. M. Flores y M. Molina
Música: Manuel Molina
CD "Alba Molina" de LOLE Y MANUEL
Virgin Record España S. A. 1.994





Enlaces


Con deseos de paz en todas las partes del mundo, especialmente en Siria, Palestina, Ucrania ...  y que se acaben las guerras que los ilustrísimos falsarios, mandatarios e hijos de mala madre del mundo propician para su provecho y en la que mueren tantos inocentes en lo que eufemísticamente se suele llamar "daños colaterales"